La técnica de la comunicación publicitaria, además de conocimientos académicos, requiere de un componente emocional no racionalizable, la intuición o inteligencia emocional es probablemente lo que marca la diferencia entre un creativo y otro. Precisamente gracias a la comunicación estratégica mediante el diseño, se consigue transmitir la personalidad, filosofía de la empresa, y dirigir el producto o servicio al público o segmento de mercado elegido.

¿Qué digo? ¿Cómo lo digo? ¿A quién va dirigido?…
Para responder a estas preguntas el Diseño gráfico es de vital importancia ya que, en el mundo actual, llamar la atención de un posible cliente, tiene que ser un acto persuasivo instantáneo, se capta la atención en breve o no se capta.

En esta fase desarrollo de los medios de comunicación, es cuando se une a su vez al desarrollo del mercado, los productos de mercado, las empresas, seran puntos fuertes que defenderán en gran medida de los diferentes medios.

 

Antes de llevar a cabo un diseño publicitario, un diseñador y el resto del equipo de trabajo deben tener en cuenta cuatro puntos muy importantes:

  • El producto a diseñar
  • A quien va dirigido
  • Los medios por los cuales se va a realizar la publicidad
  • La competencia

Con todo ello proponemos al cliente diversas opciones publicitarias.