La Formación Bonificada (Formación de Demanda) responde a las necesidades específicas de formación de las empresas y trabajadores, y está integrada por las acciones formativas de las empresas y los permisos individuales de formación. Esta formación se financia mediante la aplicación de un sistema de bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social que ingresan las empresas.

Especificaciones

Empresas beneficiarias

Podrán ser beneficiarias de las bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social todas las empresas que tengan centros de trabajo en el territorio estatal, cualquiera que sea su tamaño y ubicación, desarrollen formación para sus trabajadores y coticen por formación profesional.

Asignación de cuantía para formación

Las empresas dispondrán de un crédito para la formación de sus trabajadores cuyo importe resultará de aplicar a la cuantía ingresada por cada empresa el año anterior, en concepto de cuota de formación profesional, el porcentaje que anualmente se establezca en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Ese porcentaje se determina en función del tamaño de las empresas, de tal forma que cuanto menor sea el tamaño de la empresa mayor sea dicho porcentaje. En todo caso se garantiza un crédito mínimo en la cuantía que se determine en la citada Ley. Esta última cuantía podrá ser superior a la cuota por formación profesional ingresada por la empresa en el sistema de Seguridad Social. El crédito al que se refiere el párrafo anterior se hará efectivo mediante bonificaciones en las cotizaciones de Seguridad Social que ingresan las empresas. El importe resultará de aplicar a la cuantía ingresada durante el año anterior a la Seguridad Social en concepto de Cuota de Formación Profesional, el porcentaje de bonificación establecido en función del tamaño de las empresas:

  • De 6 a 9 trabajadores: 100%
  • De 10 a 49 trabajadores: 75%
  • De 50 a 249 trabajadores: 60%
  • 250 o más trabajadores: 50%
  • Se garantiza un crédito mínimo de bonificación:
    • De 1 a 5 trabajadores: 420 € anuales

Cofinanciación de las Empresas

Las empresas participarán con sus propios recursos en la financiación de la formación de sus trabajadores, según los porcentajes mínimos que, sobre el coste total de la formación, se establezcan en función del tamaño de las empresas. No obstante, se excepciona de dicha obligación a las empresas de menos de 10 trabajadores con el fin de facilitar su acceso a la formación. Se considerarán incluidos en la cofinanciación privada los costes salariales de los trabajadores formados por la empresa durante su jornada de trabajo.

El Permiso Individual de Formación

Es el que la empresa autoriza a un trabajador para la realización de una acción formativa que esté reconocida mediante una acreditación oficial, incluida la correspondiente a los títulos y certificados de profesionalidad que constituyen la oferta formativa del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, con el fin de favorecer su desarrollo profesional y personal.

Tipos de Cursos

La formación impartida a través de las acciones formativas de las empresas debe guardar relación con la actividad empresarial y podrá ser general o específica. La formación general es la que incluye una enseñanza que no es única o principalmente aplicable en el puesto de trabajo actual o futuro del trabajador en la empresa beneficiaria, sino que proporciona cualificaciones en su mayor parte transferibles a otras empresas o a otros ámbitos laborales. La formación específica es la que incluye una enseñanza teórica y/o práctica aplicable directamente en el puesto de trabajo actual o futuro del trabajador en la empresa beneficiaria y que ofrece cualificaciones que no son transferibles, o solo de forma muy restringida, a otras empresas o a otros ámbitos laborales.

Nuestros Servicios

  • Servicio de externalización de la gestión de bonificaciones por formación profesional continua.
  • Servicio de Gestión de bonificaciones de una manera ágil y flexible.
  • Como Entidad Organizadora de la Fundación Tripartita, llevamos a cabo todas las tareas necesarias para gestionar las ayudas a la formación.
  • Análisis de las necesidades formativas de la empresa en cuestión.
  • Gestión personalizada de la formación.
  • Asistencia formativa desde un enfoque teórico práctico, con resolución de supuestos prácticos.
  • Cualquier otro servicio relacionado con la formación.